Cristiano rompió su silencio para apoyar a Ancelotti pero no ha influido en el club