Cristiano lo intentó todo para seguir: se vendó y corrió pero tuvo que pedir el cambio