Cristiano salió enfadado de Vigo: sin gol y aguantando las ‘bromas’ de Balaídos