Cristiano estará en el banquillo e Isco ocupará su sitio en el once