Cristiano empieza en el banquillo y Deulofeu completa el tridente del Barça