Cristiano Ronaldo sólo pudo jugar media parte y no marcó en el Calderón