Cristiano Ronaldo desmonta el mito de las 3.000 abdominales al día