Cristiano Ronaldo se deja hasta la camiseta