Cristiano Ronaldo se refleja en Messi para seguir motivado: la persecución continúa