Cristiano y Ramos hacen piña y están más unidos que nunca en el vestuario del Madrid