Costa Rica se clasifica para el Mundial con un agónico empate ante Honduras