Sin Costa, el Atlético se encomienda a la conexión asturiana de Adrián y Villa