La Copa que Mourinho no quería ganar le servirá al United para jugar la Champions