Raúl Ruíz vive el Clásico en Osuna, donde el partido fue un auténtico ‘Juego de Tronos’