Ciudad Real acogerá la Copa de España como "una alegría y no un esfuerzo"