Hasta un niño del Barça quieren hacerse la foto con la Undécima del Real Madrid