El partido ‘Champions for Life’ acabó convirtiéndose en el show de Carlos Kameni