El Atlético se pone un objetivo para el partido de vuelta en Munich: marcar un gol