Celebra un gol reventando el cristal del banquillo con la cabeza y el árbitro le expulsa