Ceballos roba, se la pone a Asensio pero Munir no llega al pase de la muerte