Casillas, Cristiano y Ancelotti, pitados antes de empezar el bochorno ante el Schalke