Casillas se fue del Bernabéu tras los pitos sin despedirse del público en el centro del campo