Casemiro se ‘machaca’ para recuperarse y podría volver a jugar en tres semanas