Carriço, intervenido con éxito tras su lesión en el tendón del cuádriceps