Carriço, Vitolo y Nico Pareja: los únicos supervivientes de la Supercopa de 2014