El Camp Nou tira de ironía para acordarse del cumpleaños de Cristiano: “No bebe agua”