El Camp Nou recibe a la UEFA con reiterada pitada y más esteladas