El Camp Nou dedica una pitada al himno de la Champions en su pulso con la UEFA