El Calderón, una olla a presión: “Enamorado del Atleti, no lo puedes entender”