El Calderón se enfrentó en masa al Frente que criticó el silencio tras el gol