El Vicente Calderón añorará a Arda tras cuatro años de superclase