La afición del Cádiz ovacionó al Bilbao Athletic tras la bochornosa lluvia de botellas