Butragueño: "Veinte minutos buenos del Bayern en su casa pueden ser mortales"