Buen rollo y poco público en el entrenamiento de la selección española en Sevilla