Ryan jugó con el menisco roto toda la segunda parte del partido contra el Deportivo