Brasil sentencia a las chicas de la Roja, que se lo juegan todo ante Corea del Sur