Brasil pasa por encima de Argentina con un Neymar estelar (3-0)