¡El cuarto de Boquete! Vero se queda mano a mano con la portera y no perdona