El Betis llega al derbi andaluz tras 450 minutos sin marcar