El nuevo Bernabéu será como máximo 12 metros más alto y dará protagonismo al uso público del entorno