El Bernabéu tendrá una cubierta retráctil y podría tener un apellido comercial