El Bernabéu despide a Casillas con gritos de "¡Iker, Iker!" y "¡Florentino dimisión!"