Benzema, víctima de los pitos del Bernabéu desde antes de arrancar el partido