La última de Benzema: el francés aprovecha sus vacaciones para tirarse de un avión