Benzema vuelve a sonreír después de los problemas vividos en la temporada pasada