Benzema y Nacho, los más sonrientes en una dura sesión de entrenamiento