Benzema, Bale y Cristiano están sin chispa: 11 goles menos que la temporada pasada