El Barcelona está con ganas de 'sextete': el Sevilla es la primera amenaza