El Barcelona pone la cabeza en la Copa