El enero maratoniano culé: partidos cada tres días y Atlético o Madrid en Copa